Ruta III 

Ruta 3

Santa Eulalia monumental

Al coger el desvío hacia Santa Eulalia, desde la N-234 o la A-4, nos encontramos, a unos 500 m., con el cartel indicador que nos acerca hasta la Ermita de la Virgen del Molino.

La Ermita fue terminada en 1.772 sobre una anterior construcción del siglo XIII. Sus muros son de mampostería. Consta de tres naves cubiertas con bóveda de medio cañón con lunetas en la central, mientras que las laterales presentan bóvedas de arista. Su decoración pictórica, recientemente restaurada, data de 1.864.
De la Ermita debemos contemplar el Altar Mayor, de estilo barroco, con imágenes de madera de 1.722 y en el centro la Virgen del Molino. De estilo neoclásico y siglo XIX, son los altares dedicados a Santa Eulalia y al Calvario. Muy importante es el Camarín, con azulejos de 1.790 que representan una escena de Judith.

Continuamos nuestro camino hacia el pueblo y nada más llegar, bajando el puente de entrada, nos encontramos con la Ermita de San Antonio de Viana, a la derecha y, la Iglesia de la Inmaculada, a la izquierda.

La Ermita de San Antonio de Viana es de mampostería con lunetos; tal vez se trate de una obra del siglo XVII. Guarda retablito dieciochesco, en el que hay una bella imagen de la Virgen del Rosario y otra de San Roque.

Caminando nos acercamos hasta la Iglesia de la Inmaculada, pero antes de adentrarnos en ella nos pararemos a contemplar un momento la cruz de término, colocada junto a la iglesia, labrada en piedra, con un Apostolado al pie, data de 1.566.


La construcción de la Iglesia de la Inmaculada está vinculada a la figura del arquitecto Pierres Vedel, que intervino en ella hacia 1.560. Se trata de un edificio de estilo gótico-renacentista construido en mampostería, combinada con sillar en los ángulos. Consta de una nave única de cuatro tramos con testero semihexagonal, cubierta con bóveda de crucería estrellada. Cuenta además con un coro alto a los pies. La portada principal se abre con un gran arco de medio punto. Se trata de una portada clasicista y se cree que es del equipo que realizó la cruz terminal y el retablo de San Juan.
En la capilla de la izquierda, dedicada a la Virgen del Pilar, fue enterrado Isidoro de Antillón.

En un rinconcito, a la izquierda, de su pequeño altar, una pequeña inscripción nos da fe de que fue la familia Antillón la que ayudó a levantar esta capilla.
En el ángulo suroccidental, se levanta, majestuosa, la torre. Consta de tres cuerpos, los dos primeros de planta cuadrada y realizados en mampostería y el último de planta octogonal y realizado en ladrillo. Se remata con un chapitel de teja vidriada.
La Iglesia fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1.982 y Bien de Interés Cultural en el 2.004.

Nos desplazamos, ahora, desde la Iglesia hasta la Plaza del Ayuntamiento pasando por la Plaza General Varela donde se encuentra el busto erigido en homenaje a Isidoro de Antillón, frente a la Biblioteca Municipal que, hoy, lleva su nombre. Del edificio del Ayuntamiento hay que destacar su pequeña torre con reloj que marca el ritmo de los habitantes de la localidad y las arcadas que coronan su fachada. El edificio data de 1.913 habiendo sufrido una reforma hacia 1.996. A su lado, las fachadas modernistas, dan un toque de color a la sobriedad del caso urbano.

Dip Prov de Teruel Ayuntamiento de Santa Eulalia del campo
Plaza Ayuntamiento, nº 1 44360 (Teruel) Telf.: 978 86 00 00
Web Hospedada por DPT